Los beneficios de una asesoría experta por parte de un abogado son muchos: conoce los trámites, los plazos, las posibles reclamaciones, etc., facilitando labores que resultan complejas de realizar por los mismos afectados.

Pese a que hay impuestos que son obligatorios, como el de herencias y donaciones, hay otros que no, como el de plusvalía. Es muy importante realizar las gestiones dentro del plazo establecido para evitar multas de hasta el 50% del importe. Por ejemplo, si en concepto de plusvalía correspondería pagar 4.000€, el incumplimiento nos haría pagar 6.000€.

En cuanto a las plusvalías de las herencias, el plazo para pagar es de 6 meses desde la defunción, pero se puede prorrogar hasta 1 año si se solicita dentro de plazo. Hay bonificaciones especiales del 95% si se trata de la vivienda habitual del difunto o del local donde ejercía su actividad profesional.

De este modo, tanto para optar a ciertos beneficios como para realizar las autoliquidaciones en plazo y por los valores correctos, así como para estar a tiempo de hacer reclamaciones o aclaraciones y evitar multas o pagos excesivos, es necesario buscar asesoramiento profesional.