Las personas que compraron FERGO AISA de 1906 al banco Bankpime (bonos emitidos con vencimiento/11% a 5% de los intereses) no devolvieron la inversión ni se les pagó los intereses acordados sobre los importes invertidos.

Al comprar el negocio bancario de Bankpime por CAIXABANK, puede reclamar este banco de acuerdo con la sentencia TRIBUNAL SUPREMO y recuperar el dinero por la falta de transparencia en la comercialización de los productos. Así lo ha dispuesto el TS. Los afectados tienen tiempo para recuperarlo hasta agosto del próximo 2021, estando obligada Caixabank a responder de la misma manera y con el mismo alcance que haría Bankpime.

Sería bueno saber quién podría verse afectado, ya que la compañía bancaria emitió valores de 25 millones, en esa emisión y seguramente todavía hay muchas personas perjudicadas que han perdido su dinero.

En este caso, Caixabank sigue reuniendo comisiones por su administración y gestión, sin que a  los afectados se les haya devuelto su inversión, y según la jurisprudencia, deben responder a los demandantes de la misma manera y con el mismo alcance que Bankpime.

Lo mismo sucedió entre los años 2006 a 2008 cuando muchos clientes de BANKPIME, asesorados por los empleados de este banco, adquirieron productos financieros complejos, como los bancos islandeses Kaupthing Bank o Landbanski, el preferencial de Lehman Brothers, además de los bonos de la constructora Fergo Aisa, y otros todavía que serían susceptibles de ser reclamados.